“Borges-Kafka en Praga”, Susana Reinoso, La Nación, 23/04/2008

 

LANACION.com | NOTICIAS | Cultura

La magia de Praga logró el encuentro de Borges y Kafka

Se realiza un simposio internacional

Miércoles 23 de abril de 2008 | Publicado en la Edición impresa 
Noticias de Cultura: < anterior | siguiente >

PRAGA.- Ambos vencieron el tiempo, mostrándole al mundo que esto es posible cuando la eternidad late en el legado literario. Ayer comenzó en esta ciudad mágica la "I Bienal Kafka/Borges. Praga/Buenos Aires", de la que participan intelectuales checos e invitados extranjeros con el propósito de cruzar los universos literarios de los autores de El Aleph y El proceso .

Escritores, artistas plásticos y músicos se multiplican en espacios con exposiciones y cine. El mundo intelectual checo sale al rescate de Kafka de quien, según cuentan algunos de ellos a LA NACION, se conoce mucho más en Buenos Aires que en la propia Praga, donde nació.

¿Por qué? Porque fue un escritor deliberadamente olvidado durante el comunismo y sólo unos pocos mantuvieron el estudio de su obra. Hoy, esta bella ciudad de arquitectura barroca, muy bien preservada, se sacude los últimos grises que le dejó su pertenencia forzada a los países asfixiados detrás de la Cortina de Hierro.

La apertura del encuentro no pudo ser más onírica. En las catacumbas del Palacio Kinskych, un edificio medieval ubicado detrás de la National Gallery, el artista Abbè Libansky montó una obra singular.

Son unas esferas gigantes forradas en páginas de libros que llevan impresos los nombres de los intelectuales que formaron parte del círculo del autor de La metamorfosis . De las esferas salen voces que tanto leen fragmentos de esos autores, como pertenecen a los escritores. Ese es el caso de Borges.

Para la posteridad

El simposio ha contado con un arduo trabajo de equipo, cuyo artífice eficaz y puntilloso ha sido el embajador argentino Juan Eduardo Fleming.

El Ministerio de Cultura checo, la Alcaldía de Praga, el Ministerio de Cultura de la ciudad de Buenos Aires, la Sociedad Franz Kafka, el Centro Kafka y el respetado exégeta de Kafka, Josef Cermak, cuyo libro Franz Kafka. Ficciones y mistificaciones , acaba de ser editado por Emecé en Buenos Aires, articularon esfuerzos para materializar en el mundo de las ideas y del arte, el encuentro Kafka-Borges que en la vida real no ocurrió. Ayer, Fleming fue condecorado por el gobierno de este país, con el galardón Artis Bohemiae Amicis.

Tanto la Dirección de Asuntos Culturales de la Cancillería argentina como la Secretaría de Cultura de la Nación contribuyeron a financiar el simposio internacional.

Es difícil hallar una traducción de Borges al checo. Así lo reclama el bailarín argentino de tango Julio Martínez, que vive hace cuatro años en Praga, durante una charla con LA NACION: "Borges no se consigue traducido al checo. Quise regalárselo a mi pareja de baile y no lo conseguí".

Martínez destaca que es "maravilloso" unir los mundos de estos dos escritores en un seminario internacional. "Vivir aquí es difícil. Pero también cuando vuelvo a Buenos Aires me resulta complicado, porque ya no me adapto al caos del tránsito y del transporte público", confiesa el bailarín.

Para la uruguaya Virginia Markl, la Bienal Kafka-Borges fue una sorpresa: "Vine a visitar a mi hija. Y de pronto me encontré con esta Bienal. Es mágico, porque soy profesora de literatura. Cuando vuelva, voy a poder compartirlo en el liceo donde doy clases con mis colegas y mis alumnos".

El ex presidente checo Vaclav Havel, hoy a cargo de la promoción cultural de su país, envió un mensaje de bienvenida en el que destacó la importancia de presentar la obra de dos escritores que "traspasan y unen los umbrales de la literatura, la filosofía y la metafísica. Por ello reflejan el miedo existencial de la modernidad".

En la primera jornada, se destacaron las presentaciones del español José María González García, María Kodama y Josefina Delgado. El intelectual expuso sobre Kafka y Borges: laberintos del yo en las ciudades de papel.

La mesa de Kodama y Delgado estuvo coordinada por LA NACION. La ponencia de María Kodama se refirió ayer a Borges y la experiencia mística. "Borges, a quien su padre enseñó desde niño filosofía, sintió desde muy temprano la inquietud metafísica. Mezclados el razonamiento y el Libro de libros [la Biblia], creció bajo el signo del agnosticismo."

Agregó que en la obra de Borges, de una u otra manera, "son constantes su preocupación por el Orden, la justificación de la Biblioteca y el sentimiento de que somos parte de un todo, y ese todo puede ser Dios o la naturaleza".

Josefina Delgado habló sobre Borges, tradición y escritura. "La lectura de Borges como creador de una tradición se revela quizá hoy como una manera de anticipar el futuro de la literatura", dijo.

Y puso de relieve la argentinidad universal de Borges al señalar que "los fantasmas de Buenos Aires, que Borges prefiguró como mítica, se han convertido ya en la copia infinita de un hombre que es todos y se proyecta hacia todo el mundo".

Por Susana Reinoso
Enviada especial

 

Acerca de eroxacourthes

French traveller, writer and translator, foolish of Latin Amarica!!!
Esta entrada fue publicada en Article de journal. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s