“Hamaca paraguaya”, preguntas de la entrevista de Paz Encina por Eric Courthès

 Las respuestas de Paz Encina aparecerán en la revista en línea Carátula, en el n° 23 de abril-mayo de 2008:

http://www.caratula.net/indexprincipal.htm

 

 

 

 

HAMACA PARAGUAYA

 

(Sinopsis y entrevista a Paz Encina por Eric Courthès)

diciembre de 2007

 

 

Paraguay, 1935. Todavía es otoño y hace calor, el calor nunca desaparece. En un lugar remoto del Paraguay, una pareja de ancianos campesinos, Cándida y Ramón, esperan a su hijo que se fue a la Guerra del Chaco. También esperan a la lluvia, que se anunica hace tiempo pero no llega ; y al viento que tampoco llega ; y que el calor amaine pero no lo hace a pesar de la estación. Pero sobre todo esperan a que las cosas mejoren. La pareja encara esta época de espera con diferentes actitudes : Ramón espera con optimismo ; Cándida cree que su hijo está muerto, por tanto no tiene sentido continuar esperando. Estos roles se van intercalando mientras la pareja está sentada, mientras espera eternamente a que pase el tiempo en la hamaca paraguaya. Paz Encina.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

E.C. : Paz, en el making of, declaraste que en el Paraguay « se está viviendo un pasado en presente todo el tiempo », de ahí la elección tuya de disociar imagen y sonido, con voces en off, para reflejar “ dos tiempos que se vayan encontrando ». ¿Podrías aclararlo a nivel histórico y técnico, para un espectador que no sepa nada del Paraguay ?

 

 

 

P.E. :

 

 

 

 

E.C.: También en el making off, Ramón del Río, magistral en su papel de peón de chacra, declara citando a Augusto Roa Bastos que «  el infortunio se enamoró del Paraguay ». ¿ Cómo reflejaste esa desesperación por un pasado funesto y bélico que subyace en el presente ?

 

 

 

 

P.E. :

 

 

 

 

E.C. : Centrándose en la muerte de un protagonista ausente, Máximo, el hijo muerto en la Guerra del Chaco, con una madre y un padre en los cuales alternan esperanza y desesperación, tu película es muy roabastiana o sea muy paraguaya, siendo una  prosopopeya, algo muy recurrente en la obra de Roa. ¿ En qué influyó este autor en vos ?

 

 

 

 

P.E. :

 

 

 

 

 

 

E.C : También resulta sumamente paraguayo el aspecto lingüístico, o sea el trabajo tuyo de doble traducción del español estándar al guaraní, para terminar con subtítulos en español paraguayo y voces en guaraní. ¿ Qué simboliza para vos esta afirmación de la lengua indígena ?

 

 

 

 

 

 

 

P.E. :

 

 

 

 

E.C. : Algo impresionante también, fuera de la duración de los planos y la distancia de los personajes, es que nunca dialogan entre sí, nunca se enfrentan directamente, siempre se los ve de perfil. Por ejemplo cuando Ramón se va a la casa del vecino don Jacinto y le pregunta por la guerra, o cuando llega el emisario anunciando la muerte del hijo. Los únicos que dialogan de verdad son Ramón y Cándida pese a sus pesares y sus peleas diarias. No será pues al final tu película una magistral lección de amor, como lo sugiere la última réplica de Cándida : «  Nos tenemos papá, nos tenemos uno al otro. » ?

 

 

 

 

P.E. :

 

 

 

 

 

E.C. : Lo que impacta también en tu film, es la sencillez del escenario vegetal, su aspecto minimalista,  la importancia también de lo atmosférico con las transiciones de cielos nubosos con truenos y la lluvia que llega por fin al final. ¿ Qué simboliza para vos esta  mimetización de los personajes con su entorno y el protagonismo del paisaje y del tiempo?

 

 

 

 

P.E.:

 

 

 

 

E.C.: Amén del « paisanaje » como diría Antonio Machado, el trabajo sobre el silencio es también abrumador, todo se dilata, espacio y tiempo ya no tienen los límites habituales, a veces parece una película de Wim Wenders. ¿ Cuál es tu concepto del cine?

 

 

 

 

P.E.:

 

 

 

 

 

 

 

E.C.: El espectador inmerso en el tiempo infinito de la espera  piensa desde luego en Beckett, al fin y al cabo, tu película con su hermoso y casi único escenario vegetal parece teatro selvático filmado, trabajando con leves retoques la naturaleza. ¿ Qué dirías al respecto?

 

 

P.E.:

 

 

 

E.C.: Paradójicamente de lo estático sale una estética de lo profundamente humano, en aquel tiempo estancado de la muerte, las almas de los personajes nos están hablando. Estoy escribiendo una novela al respecto sobre Amado Bonpland, titulada Memorias de un muerto, intuyendo lo mismo que vos, sólo la voz de un muerto o los comentarios que conlleva su muerte, pueden darnos el compás  exacto de su vida y de la nuestra desde luego. ¿ Qué opinás al respecto?

 

 

P.E.:

 

 

 

 

 

E.C.: ¿ Cuáles son tus proyectos? ¿ En qué estás trabajando ahora?

 

 

 

P.E.:

 

 

 

 

E.C. : Para terminar, algo que no tiene nada que ver con el contenido de tu película tan novedosa. ¿Por qué no se puede conseguir el D.V.D. en ninguna parte, ni siquiera en Francia o en Paraguay ? ¿ Qué pasa con su distribución tan escasa a pesar del premio « Un autre regard » que se sacó en Cannes, en 2007 ?

 

 

 

 

P.E. :

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 foto de La-hamaca-paraguaya

Acerca de eroxacourthes

French traveller, writer and translator, foolish of Latin Amarica!!!
Esta entrada fue publicada en Divertissement. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a “Hamaca paraguaya”, preguntas de la entrevista de Paz Encina por Eric Courthès

  1. Eric dijo:

    Estimado EricTu entrevista -el entrevistador es también entrevistado- es muy pertinente. Espero que tus aportes a la literatura paraguaya tengan la debida divulgación. He apreciado especialmene la oprtunidad y desdoblamient creativo de tus preguntas.Che py\’a ite guiveBartomeu Melià, s.j.

  2. Eric dijo:

    José,
     
     
    nadie duda de tus capacidades de crítico de cine y yo menos que cualquiera, que sé muy poco de cine…
     
    Tengo muchos problemas para recordar las pelis que ví, sin embargo hay unas excepciones, como Wim Wenders, para mí el cine tendría que ser también una reflexión sobre el cine, su texto y su metatexto al mismo tiempo…
     
    Eso es lo que lograron el genial alemán y la modesta, aunque talentosa, paraguaya..
     
    Ya sé que este tipo de cine muy introvertido y cerebral le aburre a la gente, pero qué te voy a decir, a mí no me basta con que me cuenten historias buenas, con buenas técnicas de filmación, el buen cine tiene que cuestionarse a sí mismo…
     
    Hay algo más en "Hamaca paraguaya", mucho amor, mucha sencillez, mucha humanidad, por eso no creo que sea pertinente compararla con directores como Amenábar, aunque las haya también en sus pelis, lo de Paz es un ex documental hecho cine, es un pedazo de realidad pura hecha ficción, eso le va a gustar a Caro…
     
    En todo caso, gracias por tus críticas, me alegro con animar un poco al NIRE, que estaba dormido, aunque sea pa\’ peliar, jajajajaja
     
    Eric

    Querido Eric:Algo de cine sí que sé. Resulta que estuve trabajando como crítico de cine diez años. Lo dejé por la literatura. Tengo algunos que otros estudios, cuando aquí en Valencia no había ni escuela de cinematografía ni nada parecido. Afortunadamente, los Salesianos nos enseñaron cine y entendimos "La naranja mecánica", "Cría Cuervos" y "El espíritu de la colmena", por ejemplo, con apenas dieciséis años.
    Con el tiempo descubrí que los ejercicios virtuosistas eran exhibicionismo y fui más severo con la cinematografía. No me sometí a las directrices políticas del Partido Comunista de España allá por 1981, que me lanzaba continuamente la revista donde colaboraba, porque este partido siempre dominó la cinematografía española hasta la llegada del PSOE al poder, y pretendían que yo dijera que "Blade Runner" y "Alien" eran malas películas por su contenido alienante (nunca mejor dicho). Ahí ya empecé a mirar mal esto de la crítica cinematográfica, porque yo anticipé que "Blade Runner" era una magnífica película con un gran contenido, como el tiempo ha demostrado, además de estar inspirada en una gran novela, y Alien fue una maravilla del cine fantástico (no así sus secuelas: ya sabéis que Benedetti dijo que lo malo no es el pecado original, sino la fotocopia).
     Después un día me encontré una carta con un sobre con algunos billetes dentro, procedente de un célebre exhibidor cinematográfico valenciano, más unas entradas para ir a ver una película que bien conocéis: "La misión", esa maravillosa historia sobre las reducciones jesuíticas. Devolví los billetes a su destino, una céntrica oficina de Valencia, hice una buena crítica y algunos se enojaron porque no puse precisamente mal esa maravillosa película de Roland Joffe, personaje que me había entusiasmado por su fotografía de "Los gritos del silencio". El tiempo también ha dicho que era una buena película. Al final, después de ver la porquería que existía y al iniciar mi doctorado, pues dejé la crítica de cine.
    Lo que te quiero decir, amigo Eric, es que algo de esa cosa llamada imagen sé. Y para mí ya puede decir el mejor crítico del mundo lo que quiera, que yo siempre tendré mi opinión, porque ya me preocupé en su día de formarme en cinematografía (de hecho, si miras mi currículum o Google, verás que hay trabajos míos, y más de cuatro sobre literatura y cine, o adaptaciones). No tengo ni idea de arte plástico, pero música, cine y literatura son mis debilidades culturales, más incluso que la filosofía. Del resto, ya no sé nada y os dejo a los que sepáis. Pero de cine sí que hay algo importante: cuando uno ha visto mucho, se vuelve muy exigente y no es tan benevolente. Y yo no voy a hacer menos a una película afgana o yanqui que a una paraguaya, por mucho que ame a ese país. No me parece mala película, lo reitero, pero es irregular y la directora (treinta y cinco años no son pocos: a esa edad Almodóvar llevaba ya seis películas por lo menos, y Amenábar fíjate, "Tesis" con apenas veinticinco), ha de mejorar, aunque tiene buen concepto cinematográfico. Quizá si despojara de pausas la película, cautivaría más.
    Y una conclusión: sobre gustos no hay nada escrito. Alejandro hace como yo: lo que no me llena a los veinte minutos o a la página cincuenta, lo arrincono. A uno ya no le quedan mil años por delante para tragarse incluso lo que no le gusta. A veces pienso como ese poeta fascista, Marinetti, cuyos versos repitió luego un poeta republicano español, Pedro Salinas, "me gusta más mi automóvil que la victoria de Samotracia". Yo digo que muchas veces me gusta más un partido de fútbol que un cuadro del último pintor de moda o la última composición de Luis de Pablos, uno de los capos de la música contemporánea española, cuya música sólo entiende él, los amigos y los críticos emparentadas a un estilo que nadie escucha.
    Yo, por ejemplo, no soy un seguir de la ópera, como Alejandro. De vez en cuando escucho alguna. Me encanta Wagner, qué le vamos a hacer. Pero hay otras obras que no. Yo tengo mis gustos, que serán malos pero son míos. Y ya tengo 47 años, cumpliditos el 28 de enero pasado, con lo cual creo que he madurado suficiente en estética.
    De todas maneras, me interesa la película, pero ya sabes que como espectador con un mínimo de conocimientos pienso que Paz Enciso debe seguir trabajando y demostrar progresos. Y sobre críticos, puede haber gente importante al que le guste, pero yo te aseguro que hubo críticos importantes también de por aquí que me hablaron de que había habido mejores películas en el festival Tirant. Ojo, no estoy diciendo que sea una mala película, reitero, pero sí que es necesario situarla en su lugar. La directora, que demuestra conocer el cine, quizá debiera pensar en no hacer cine de autor y sí cine.
    Es una opinión como otra cualquiera. Ni mejor ni peor: es sólo la mía. Y cada uno tenemos una: a mí ya puede resucitar George Sadoul, para mí uno de los grandes críticos, y decirme lo que quiera si a mí no me gusta un producto cinematográfico.
    Como dijo Juan Ramón Jiménez sobre la poesía, ahora que se cumple el cincuentenario de su fallecimiento, "no toquéis más la rosa".
    Eric, nos vemos en Peñíscola. Un abrazo fuerte:José Vicente

  3. Unknown dijo:

    Welcome to enter (wow gold) and (wow power leveling) trading site, (Rolex) are cheap, (World of Warcraft gold) credibility Very good! Quickly into the next single! Key words directly to the website click on transactions!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s