“Roa Bastos y el dolor de la significación”, Carlos Pacheco

REVISTA DE CRÍTICA LITERARIA LATINOAMERICANA

Año XXXI, Nº 61. Lima-Hanover, 1er. Semestre de 2005, pp. 219-223

ROA BASTOS Y EL DOLOR DE LA SIGNIFICACIÓN

Carlos Pacheco

Universidad Simón Bolívar

Las formas desaparecen, las palabras

quedan, para significar lo imposible. […]

Tendría que haber en nuestro lenguaje

palabras que tengan voz. Espacio libre.

Su propia memoria. Palabras que subsistan

solas, que lleven el lugar consigo.

Un lugar. Su lugar. Su propia materia.

Un espacio donde esa palabra suceda

igual que un hecho. Como en el lenguaje

de ciertos animales, de ciertas aves, de

algunos insectos muy antiguos. ¿Pero

existe lo que no hay? (

Yo el Supremo)

El primer recuerdo que tengo de Augusto Roa Bastos (1917-

2005) es el de su invisibilidad. Estamos en el gran patio de la Casa

de Bello, en Caracas, y es la mañana inaugural de un encuentro de

escritores de lengua española en marzo de 1982. Debo presentar

allí al autor de una novela a cuyo estudio he dedicado muchas horas

durante la preparación de mi tesis de maestría y llego agobiado

por la timidez y la admiración. No lo veo por ninguna parte. Mi

amiga, la investigadora chilena Ana Pizarro, sale al rescate y me

lleva en volandas a conocerlo. Sí, Carlos, ese señor bajito y callado,

casi sorprendido de que se interesen por él, jugando a ser invisible

cuando ya es nada menos que el autor de

Yo el Supremo, es Augusto

Roa Bastos.

Reacio a integrar el jet set de la intelectualidad latinoamericana,

don Augusto, como me acostumbré a llamarlo a pesar de sus

protestas, con ese "don" que para los trujillanos es homenaje de

genuino respeto, no abandonaría jamás esa vocación de invisibilidad.

Un par de años más tarde, una extensa entrevista realizada

en la Universidad de Maryland durante un coloquio dedicado a su

obra1 refrendaría nuestra amistad. Y una ristra de cartas, para mí

inolvidables, la mantendría viva a lo largo de los años.

En efecto, Roa Bastos fue consecuente con esa voluntad suya de

mantenerse alejado de los reflectores y las cámaras. Personalmen-

Acerca de eroxacourthes

French traveller, writer and translator, foolish of Latin Amarica!!!
Esta entrada fue publicada en Article sur Roa. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s