“Augusto Roa Bastos”, Milagros Ezquerro, Cervantes Virtual, 2006

Subir
Centro Virtual Cervantes

Actos culturalesNombres propios

Augusto Roa Bastos

Inicio

Augusto Roa Bastos
 Por Milagros Ezquerro*

Roa Bastos en 1989 Augusto Roa Bastos falleció el 26 de abril 2005 en Asunción, ciudad donde nació el 13 de junio 1917. La obra que deja es considerable y singular: cultivó todas las modalidades del discurso —teatro, poesía, cuento, novela, periodismo, ensayo político y antropológico, letras de canciones, guiones y crítica cinematográficos— pero nunca se consideró como escritor profesional.

Paraguay, la patria lejos de la cual vivió la mayor parte de su existencia y escribió la casi totalidad de su obra, pero con la cual nunca dejó de identificarse, es uno de los países más «invisibles» de América latina, atenazado geográfica e históricamente entre los dos gigantes, Brasil y Argentina.

Roa Bastos supo expresar magistralmente las singularidades más atractivas y fecundas de su país: su doble cultura, su bilingüismo hispano guaraní, y una historia marcada por figuras y episodios fuera de lo común. Esa doble cultura y esa historia trágica y dolorosa han sido, durante medio siglo, la materia prima, trabajada y reinventada, de la obra roabastiana.

Voy a hablar de Contravida, la penúltima novela escrita por Roa Bastos en Toulouse, antes de que volviera a su patria después de cuarenta y ocho años de exilio, primero en Argentina, de 1947 a 1976, y luego en Francia, de 1976 a 1995. Esta novela es como una quintaesencia de la escritura roabastiana y también su testamento literario. Su contexto de producción es muy interesante: Roa la escribió entre el siete de marzo y el uno de julio de 1994, después de colaborar en el trabajo preparatorio del rodaje de la película El portón de los sueños, con el director paraguayo Hugo Gamarra Echeverría. Esta preparación lo devuelve a su infancia y a su pueblo natal, en una suerte de «viaje a la semilla» figurado, tanto en la película como en la novela, por un viaje en tren que lleva al protagonista desde la capital, Asunción, hasta el pueblo de Iturbe del Guairá —Manorá en la novela—, donde Augusto pasó los primeros años de su vida. Este viaje hacia los orígenes es también un remontar, río arriba, a contra corriente, en la obra ficcional, desde «La excavación», uno de sus primeros cuentos, publicado en El trueno entre las hojas (1953), hasta la novela Madame Sui, que no estaba todavía escrita y que se publicó en 1995, cuyo final es una variación del final de Contravida.

Ilustración de Ana SantonjaLa idea de esta novela «a contra corriente» es antigua: Roa Bastos la evoca varias veces y es posible que escribiese un primer esbozo hacia 1965, cuando no había publicado más que El trueno entre las hojas e Hijo de hombre (1960). Es muy probable que la novela escrita en 1994 no tenga mucho que ver con su primer esbozo, salvo, precisamente, su estructura, su movimiento «a contra corriente», ese remontar hacia los orígenes del tiempo, de la vida, de la obra. Tal estructura aparece como una de las constantes profundas de la obra roabastiana, así que Contravida se da a la vez como la realización diferida de un proyecto antiguo, y también como un testamento literario.

La novela se presenta en forma fragmentada: se compone de diez y seis partes divididas en secuencias numeradas de extensión variable. Se trata de una estructura recurrente ya que es una variante de la de su primera novela, Hijo de hombre. La fragmentación da a la narración una gran flexibilidad, pues el cambio de secuencia puede corresponder a una simple respiración del relato, o al contrario implicar una mutación del tiempo y del espacio, de la historia narrada o de la voz narradora. Aquí la fragmentación va a facilitar el vaivén constante entre los espacios y los tiempos del presente y del pasado, entre el flujo de sensaciones y pensamientos presentes del anónimo personaje narrador y el aflujo de sus recuerdos, ya sean los de su existencia ficcional, ya sean los de episodios de obras que él se atribuye, pues es escritor, autor de una obra que se parece mucho a la de Roa Bastos. Esta ficción del personaje escritor permite la evocación de fragmentos de una obra literaria que es y no es la obra roabastiana. Efectivamente, los episodios evocados por el escritor ficcional presentan muchas analogías con tal cuento o tal novela de Roa, sin embargo presentan también diferencias notorias muy interesantes. Daré sólo un ejemplo: en el principio de la novela, el protagonista es el único superviviente de una tentativa de evasión que terminó con la explosión del túnel que estaban excavando unos presos, y en la cual todos murieron menos él. En el cuento «La excavación», el preso, que está excavando lo que espera que sea el último tramo del túnel que le permitirá evadirse de la celda con sus compañeros, siente a sus espaldas un primer desprendimiento de tierra. Poco después sus piernas y luego su cuerpo entero son sepultados en la trampa mortal. La frustrada evasión es descubierta y todos los presos acribillados a traición por los guardianes.

Justa caballeresca entre un guardia español y un indioEste juego tan particular con la intertextualidad, que se repite a lo largo de la novela, es una de las formas de la «poética de las variaciones» teorizada y aplicada tantas veces por el escritor paraguayo. He aquí cómo la expone:

«Es una novela que parte del tema del cuento «La excavación». Cuenta la historia que no se relató en dicho cuento, fiel a mi norma de no escribir ni relatar lo que pasó sino a través de la permutación de historias que tampoco fueron escritas» (1995).

Así, Contravida es un recorrido «a contra corriente» por una vida y una obra recordadas y recreadas a la vez, a través del prisma de una memoria mistificadora y de una escritura que regresa a sus orígenes para reinventarlos por encima de medio siglo de producción.

 

* Catedrática de Literatura Latinoamericana, Université, Paris, IV

 


Subir
| Acerca de Roa Bastos |

| Portada del CVC |
| Obras de referencia | Actos culturales | Foros | Aula de lengua | Oteador |
| Rinconete | El trujamán |

| Enviar comentarios |

Centro Virtual Cervantes
© Instituto Cervantes (España),

2006. Reservados todos los derechos.

About these ads

Acerca de eroxacourthes

French traveller, writer and translator, foolish of Latin Amarica!!!
Esta entrada fue publicada en Article sur Roa. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s