“Se murió mi amigo don Sixto Palavecino”, El Liberal, 26 de abril de 2009

Encontré a don Sixto Palavecino en su casa
de La Banda en agosto de 1995, lo entrevistamos sobre el tema del quichua y del
bilingüismo, le saquamos fotos, lo filmamos y nos atendió con mucha naturalidad
y sencillez, como si siempre nos hubiéramos conocido…

 

Años más tarde, me enteré de lo importante
de aquel encuentro, en efecto, don Sixto y su " Violín de Dios*"  amparado por La Salamanca, no sólo fue un
músico y cantante de chacarera impecable sino que también era lingüista,
tradujo al quichua el "Martín Fierro" y "Don Segundo
Sombra"…

 

Fue el Figaro más ilustrado de la
Argentina, un modelo de talento, pasión y humanidad para las nuevas
generaciones….

 

Nunca te olvidaré don Sixto…

 

Eric Courthès

 

* novela de Lisandro Amarilla

 

 

 

 

Domingo 26 Abril/2009

 

T: 19.7ºC Hr: 91%

 

 
Ediciones Anteriores   |  Contacto  
|  Contenidos Multimedia  | Clima | 
Titulares                        

 

 

Edición Impresa

 

LA DESPEDIDA – Fue homenajeado por todos

Don Sixto se fue cantando

Adiós. Miles de santiagueños acompañaron,
ayer, el cortejo que condujo los restos de don Sixto Palavecino hacia el Parque
de la Paz. En el trayecto hubo demostraciones de afecto: los pañuelos danzaban
en el aire, mientras las flores caían a su paso. Sus hijos Rosa, Rubén, Aidée y
Carmencita recibieron el calor de la gente.

               

 

La despedida en imágenes

[ Ver fotos ]

               

 

Sixto de la gente

Cálido acompañamiento a “El Violín de
Dios”. La gente vivó a Palavecino durante todo el periplo desde el teatro 25 de
Mayo hasta el cementerio Parque de la Paz.

               

Ver noticia completa “Mi Voluntad”

 

El gobernador Gerardo Zamora acompañó con
palmas el ritmo de chacareras que se tocaban en honor a Sixto. EL LIBERAL /
Francisco Gallo

               

Zamora destacó la humanidad de don Sixto

“Nos sentimos muy dolidos por su partida
física…”

Ver noticia completa Don Sixto había
finalizado su autobiografía

 

Carmen despide los restos de su padre en el
cementerio parque. EL LIBERAL / José Luis Pérez

               

“Yo quiero volverme tierra si de ella he
nacido yo”

Los restos de Sixto palavecino fueron
inhumados ayer a las 18

 

opiniones de músicos, actores e
investigadores

Todos lloran al maestro del monte

Son muchísimas las personas que entregaron
un último mensaje a Sixto Palavecino. En los escenarios adonde actuaron El
Chaqueño Palavecino, León Gieco y Jorge Rojas, además de otros artistas, se
hizo un minuto de silencio en homenaje al Sacherito.

 

Del Departamento de Arte de EL LIBERAL

Un hombre, tres visiones

Alejandro Roldán, Virginio Cacciolatti y
Pablo Álvarez sacaron del fondo de sus tinteros aquella imagen que atesoraban
del gran defensor del quichua santiagueño para plasmarlas en estas obras.

               

 

               

© Editorial EL LIBERAL S.A. 2003

Santiago del Estero / República Argentina

 

 

Publicado en Musique | Deja un comentario

“Teatro Bonpland en La Rochela”, “Pedagogía del Amor”

Ayer, mi hermano Carlos Bonpland me mandó desde don Torcuato unas fotitos de nuestro espectáculo Bonpland, de marzo de 2009, con mis alumnos del Lycée Valin de La Rochela.

Al ver las caras de mis alumnos, sus sonrisas, el fulgor de sus ojos, sus ademanes bonplandianos o supremianos, el ataúd de Amado en el tablado, me puse a pensar y me dije que ésta había sido una de mis mejores experiencias pedagógicas y humanas…

Como lo habría dicho el Gran Maestro Unamuno, en su magistral ensayo "De Amor y pedagogía", aquella grata experiencia quedará por siempre en nuestras memorias y nos hizo a todos definitivamente diferentes, por el Amor que nos comunicamos durante meses de afanes comunes, llevados por la misma Pasión Colectiva…

Se puede ( se tiene que) amar enseñando…

Eric Courthès

25 de abril de 2009

Publicado en Livres | Deja un comentario

“MEMORIAS DE UN MUERTO: EL VIAJE SIN RETORNO DE AMADO BONPLAND”, “EXERGOS MORTUORIOS Y ESCRIPTURARIOS “, Eric Courthès

MEMORIAS DE UN MUERTO: EL VIAJE SIN RETORNO DE AMADO BONPLAND

EXERGOS MORTUORIOS Y ESCRIPTURARIOS

“Cuando ya nada se puede hacer se escribe. Es el único modo de comprobar que uno existe aún en la fijeza mortuoria de la escritura.”, Augusto Roa Bastos, Metaforismos, (Yo el supremo ), Barcelona, Edhasa, 1996.
“No se ha sabido nunca si la vida es lo que se vive o lo que se muere. Lo único cierto es que no vivimos otra vida que la que nos mata.”, ibídem.
“Hasta el morir todo es vivir.”, ibídem, (Madama Sui).

“Vivir sólo cuesta vida.”, graffito anónimo en las calles de Montevideo, foto de Gustavo Castagnello.
“Todos morimos antes de que se nos acabe la vida. Hay algunos que mueren dos veces.”, Augusto Roa Bastos, ibídem, (Yo el supremo).

“Únicamente el semejante puede escribir sobre el semejante. Únicamente los muertos pueden escribir sobre los muertos. Pero los muertos son muy débiles.”, ibídem.

“El muerto siempre y en todas partes sufre por muy muerto que esté con mucha tierra y el olvido encima.”, ibídem.
“La gente reunida en torno al cadáver estaba atontada como al borde de algo que no había sucedido todavía.”, ibídem, (Madama Sui).

“A fuerza de morir tantas veces los personajes de los libros alcanzan una especie de relativa inmortalidad.”, ibídem, (El fiscal).

 “Su no-vida tiene cien años. Pero está más vivo que yo. No ha nacido todavía. No espera, no desea nada. Está más vivo que yo. ¡Eh don Amado! ¡Eh usted es quien ahora me permite partir. Me deja partir liberado del sobreamor excesivo de la propia persona, que es la manera de odiar mortalmente en uno a todos.”, Augusto Roa Bastos, Yo el supremo, Madrid, Cátedra, 1987, (1974).

“Don Amadeo fue siempre hombre de estar en varios sitios a la vez. Lo que es una manera de tener varias vidas . Unos lo ven por Levante; otros por Poniente. Alguien asegura haberlo visto en el norte; alguien en el sur. Parecen muchos, distintos y distantes, pero uno solo y único hombre son.”, ibídem.

“Después de vivir tantas vidas, mi vida vuelve a comenzar.”, “Otra esquina”, del CD “Dos”, del grupo “Otros Aires”, palabras y música de M. Di Genova, Unión de Músicos Independientes, Buenos Aires, 2007.

 “No hay más que el principio y lo que está antes del principio…”, (epitafio de Chepé Bolívar en su propia caja), Augusto Roa Bastos, Moriencia, Cuentos completos, Asunción, El Lector, 2003, (1969).

 “La muerte pasa rápido Ramón, pero es ese después lo insoportable. Nadie puede esconderse frente a la muerte.”, Cándida a Ramón, (Georgina Genes a Ramón del Río), Hamaca paraguaya, Paz Encina, Paraguay, 2006.

“Yo también morí en aquel momento.”, Javier Sampedro, (Javier Bardem), Mar adentro, Alejandro Amenábar, España, 2004.

“Mi vida me sienta mal; tal vez me caiga mejor mi muerte.”, François-René de Chateaubriand, Memorias de ultratumba, prefacio testamentario de 1833, 1848.

“La muerte es un idioma contra el que se ha nacido./ Aunque nadie jamás podrá enseñármelo, /no quiero llegar mudo hasta al final./ Nombrarla es la renuncia y es el éxito./ Digo morir y soy el primer extranjero de mi lengua”, Andrés Neuman, “La palabra sin patria”, El tobogán, Buenos Aires, Hiperión, 2002.

“No, para nada, no, no me arrepiento de nada, que mi vida, mis alegrías, hoy en día empiezan contigo.”, Edith Piaf, “No, no me arrepiento de nada”, palabras de Michel Vaucaire, música de René Dumont, 1960.

“Yo creo en la fuerza de los espíritus, nunca los voy a dejar.”, François Mitterrand, 1996.

“No se inventa nada. Sólo pequeñísimas variaciones de lo ya dicho y escrito, leído y olvidado.”, Augusto Roa Bastos, Metaforismos, (Yo el supremo).
“Lo que imaginamos existe.”, Alberto Monteagudo, “El arca de Húmboldt y Bonpland.”, http://mipagina.cantv.net/integrate/relato9.htm

 “En este no ver de tanto querer ver, anhelaba que lo que estaba imaginando fuera mentira, y que lo que estaba imaginando destruyese lo imaginado.”, Augusto Roa Bastos, Metaforismos, (Contravida).

 “Uno como escritor está siempre como dando cuerda y la literatura, de lo que trata en realidad, es de crear organismos vivos. Aún dentro de la letra muerta que es la escritura.”, entrevista de Augusto Roa Bastos por Ana Ribeiro, Asunción, 1998, http://laisladeroabastos.blogspot.com/search?updated-min=2008-01-01T00:00:00-08:00&updated-max=2009-01-01T00:00:00-08:00&max-results=15

“Eric escribe.”, Elixène Courthès, marzo de 2008.

“Escribo, para olvidarme de que en mi vida, ya me morí.”, el autor, marzo de 2008.
“Mi Amadis de Gaula, el muerto mío, me ha devuelto la vida.”, el autor, marzo de 2008.
“En la escritura de la muerte del Otro, en su ego reencarnado, he amado, viajado e investigado por poderes, pero también huí de los solapados solipsismos de la soledad y a la vez hice callar a todos mis detract-autores.”, el Usurp-Autor, marzo de 2008.

“La mayoría de los vivos han muerto, porque no estaría vivo?”, mi Bonpland, marzo de 2008.

“Hace falta vivir menos, ya estoy muerto de pies a cabeza. …Pero la vida y la muerte entran en nuestras vidas nos guste o nos disguste; si los echás por la puerta, vuelven por la ventana.”, Alejandro Maciel, Culpa de los muertos, Barcelona, Ediciones Rubeo, 2008

“Sólo donde hay tumbas la resurrección es posible.”, Augusto Roa Bastos, Metaforismos, (El fiscal).
“…un día pagué un funeral por tu muerte, así que estás muerto.”, Bigas Luna, Alberto Sierra, (Eduardo Fernández), Son de mar, 2001.

“Sobrepasado el fin de todo, había que seguir hasta la última supuración de la voluntad.”, Augusto Roa Bastos, Metaforismos, (Contravida).
“Todavía las muertes juntas /custodiaban su vida: / la bota de cien leguas de la lluvia perenne;/ el universo azul de las orquídeas/ y el aire potente de los infiernos verdes. /, « Responso », Poesías completas y otros textos, Asunción, El Lector, 1996, (1947).

“Hay un condado de Húmboldt en el estado de Iowa…una Bahía Húmboldt en Canadá. … También una corriente con su nombre… El mundo en cambio para mí…tiene el lenguaje de la muerte. No me habló Dios de entre la zarza ardiente…Nunca fui poseído por el Otro. No se me multiplicaron los espejos.”, Humboldt y Bonpland, taxidermistas. Tragicomedia con naturalistas en dos actos. », Ibsen Martínez, 1981, en Kohut, Karl, “Un homenaje irónico a Humboldt y Bonpland”, Humboldt n° 126, Bonn, Inter Nationes, 1999.

 “Tres de la tarde. Con el mismo pretexto de una reparación, hemos conseguido nuevamente deslizarnos con Muleque a la azotea. Es asombroso. Allá abajo continúan estando ellas, impávidas, obcecadas, en esa tierra de nadie, preñada de muerte, reverberante y sombría a la vez; allí y en todos los otros lugares donde se han reunido a impulsos de esa especie de confabulación que se ha propagado como una onda magnética. … Tenemos … que transmitir la noticia… lo último fue ya apenas el gorgoteo de un estertor. Me costó cerrar los párpados en ese rostro que alumbraba la sonrisa de un muerto. Después bajé corriendo.”, Augusto Roa Bastos, « La rebelión de las mujeres », El baldío, 1967, (1960).

 “El trueno cae y se queda entre las hojas. Los animales comen las hojas y se ponen violentos. Los hombres comen los animales y se ponen violentos. La tierra se come a los hombres y empieza a rugir el trueno.”, Augusto Roa Bastos, El trueno entre las hojas, 1959, (1953), exergo sacado de una leyenda aborigen.

“Ya no hay nada que hacer, la muerte se hace sentir.”, Ramón en La hamaca paraguaya.

“Por otro lado, mucho de lo que el hombre hace y es, tiene lugar en virtud de una frecuente intención de traspasar los límites impuestos por la muerte; el hombre es el único ser que ha soñado con ser inmortal.”, Etología humana, Animalidad versus Humanidad del Hombre », Carlos Benjamín Serrano, Corrientes, 2008

“La muerte hace preciosos y patéticos a los hombres. Estos conmueven por su condición de fantasmas.”, El inmortal, Jorge Luis Borges, en Etología humana.
“Lo que más al hombre destaca de los demás animales es lo de que guarde, de una manera o de otra, sus muertos sin entregarlos al descuido de su madre, la tierra todoparidora; la pobre consciencia huye de su propia aniquilación y así que un espíritu animal, desplacéntandose del mundo, se ve frente a éste, y como distinto de él se conoce, ha de querer otra vida que no la del mundo mismo.”, El sentimiento trágico de la vida, Miguel de Unamuno, en Etología humana.

“¿Qué es el cerebro humano sino un palimpsesto inmenso y natural? Mi cerebro es un palimpsesto y también el tuyo, lector. Innumerables capas de ideas, de sentimientos, han caído sucesivamente sobre vuestro cerebro tan suavemente como la luz. Pareció que cada una de esas capas sepultaba a la precedente pero ninguna en realidad ha perecido.”, Suspiria de profundis, Thomas de Quincey, en Palimpsestomias, Carolina Orlando, sin publicar hasta hoy.

“¿Por qué sigo vivo?, me preguntan. Lo mismo que yo le preguntaba a Lía pero las preguntas sobre la vida y la muerte no son verdaderas ni falsas: son impropias, decía Hume. (…) Nunca estamos demasiado cerca de la verdad, Agop; nunca estamos demasiado lejos tampoco. Somos lo que hacemos y yo no amo en ningún tiempo verbal; tampoco odio, casi todo me resulta indiferente desde que me enfrenté a la muerte. (…) Ella buscará su propio fin porque el mío ya llegó. Pero antes de irme para siempre vivo esta agonía de ideas.”, Culpa de los muertos, Alejandro Maciel, Barcelona, Rubeo, 2008.
“Escribo para convencerme de estar vivo. Y aún así, créame [estimado personaje] que me cuesta.”, ibídem.

“Cuando el tabú del sexo se desmoronó el lúcido Occidente descubrió que le quedaba un tabú mucho más intrigante y doloroso, la muerte es una montaña comparada con el sexo.”No sólo no nos enseñan a vivir, tampoco nos enseñan a morir cherí.”, ibídem.
“Ay, hombre, si supieras lo débil que es cualquier amor frente a la muerte, es una hoja seca en poder de una tempestad.”, ibídem.
“El miedo a la muerte total fundó todas las religiones todas las religiones de la tierra, ya lo dijiste, y los mausoleos y las catedrales. Nos aferramos desesperadamente al hilo de vida y por alguna confusión nefasta creemos que en el yo está la clave de la existencia, en el yo nos adoramos, nos veneramos y escribimos porque en el fondo pensamos que dejando un testimonio seguiremos estando más allá de la muerte física. Pero nadie muere más ni menos, vencer a la muerte es un espejismo don autor.”, ibídem.
“Todo sea para conseguir algún alivio en ese campo de batalla donde se enfrentan ejércitos pero los verdaderos beligerantes son la vida y la muerte.”, En ese laberinto llamado ciudad, José Perez Reyes, Bogotá, Andrés Bello, 2004

«Sin el trabajo no viviría pero si no escribo me muero.”, José Perez Reyes, Semanario E’a, Suplemento El baldío, Asunción, agosto de 2008.
“”Joe Slater ha muerto.”, me dijo la voz de terror que se me llegaba de más allá del muro del sueño.”, Par delà le mur du sommeil, Howard Phillips Lovecraft, Paris, Denoël, 1956.
“- ¡Vaya cretino, Warren está muerto!”, Démons et merveilles, H.P. Lovecraft, Paris, 10/18, 1973.

“No se sabe nunca cuándo se nace: el parto es una simple convención. Muchos mueren sin haber nacido; otros nacen apenas, otros mal, como abortados. Algunos, por nacimientos sucesivos, van pasando de vida en ida, y si la muerte no viniese a interrumpirlos, serían capaces de agotar el ramillete de mundos posibles a fuerza de nacer una y otra vez, como si proveyesen una reserva inagotable de inocencia y de abandono.”, El entenado, Juan José Saer, Buenos Aires, Seix Barral, 2008, (1983).

 “El acoso moral y sexual le quitó el lugar al Amor Libre, la Muerte a la Vida, la soledad letal de la Escritura a la Seducción y la Amistad…”, el Usurp-Autor.
“Ninguna vida humana es más larga que los últimos segundos de lucidez que preceden a la muerte.”, El entenado.

“El hombre es el único ser del reino animal capaz de trascender su envoltura mortal; incluso diría yo que es justamente esa capacidad a trascenderse a sí mismo que lo hace hombre.”, El solitario de Santa Ana, Luis Gasulla, Buenos Aires, Rueda, 1978.

 “…Usted insiste, mi muy estimado colega y amigo, en recoger antecedentes sobre mi zarandeada existencia, como si yo, realmente, mereciera el honor de trascender a mi inevitable fin.”, ibídem, carta de Amado Bonpland a Pedro de Angelis, Sao Borja, 10 de marzo de 1848.

“Si no me quedaran más que cinco minutos de vida, aquellos cinco minutos me resultarían en extremo más ricos que todos los de mi pasado. […] La muerte no es el sueño eterno sino el comienzo de la eternidad.”, Le pêcheur d’orchidées, Philippe Foucault, París, Seghers, « Etonnants voyageurs », 1990.
“Oigan cómo en mis adentros me lo remueve todo, como si de verdad desfilara todo mi pasado.”, Edith Piaf, « Padam…Padam », letra de d’Henri Contet y música de Norbert Glanzberg, 1951.

 “Dentro de sus memorias me quedaré cual el hombre libre de los esteros.”, mi Bonpland.
“La primavera reía sobre las tumbas, cantaba en el buche de los pájaros, ardía en los retoños vegetales, proclamaba entre cruces y epitafios su jubilosa incredulidad acerca de la muerte. Y no había lágrimas en nuestros ojos ni pesadumbre alguna en nuestros corazones porque dentro de aquel ataúd sencillo (cuatro tablitas frágiles) nos parecía llevar, no la pesada carne de un hombre muerto, sino la materia leve de un poema concluido.”, Adán Buenosayres, « Prólogo indispensable », Leopoldo Marechal, Buenos Aires, Centro Editor de América Latina, 1968, (1948).

"Registrándolo, muerto, sorprendiéronle en su cuerpo un gran cuerpo, para el alma del mundo.", César Vallejo, en " El invierno de Gunter", Juan Manuel Marcos, Asunción, Criterio Ediciones, 2009, (1987).

Publicado en Livres | Deja un comentario

“El violín de Dios”, El Liberal,Santiago del Estero, Argentina


Miércoles 25 Marzo/2009

Buscar


T: 22º Hr: 91%

Secciones
PortadaSantiagoPolicialesPolíticaEspectáculosDeportesOpiniónInteriorLa BandaTítulosMundoCulturaEconomíaFúnebres

Suplementos

EVA

Reporte
El
Productivo

 

Ediciones Anteriores
  | 
Contacto   | 
Contenidos Multimedia  |


Clima


Titulares

Cultura

Herramientas
Achicar tamaño de la fuente
Agrandar tamaño de la fuente
Imprimir esta nota Enviar esta nota a un amigo
LIBRO “El violín de Dios”, escrito por el autor santiagueño Lisandro Amarilla

Obra de santiagueño es estudiada en La Sorbona
Trascendencia.
Un destacado docente y catedrático francés utiliza el libro de Amarilla
como material de estudio en la prestigiosa universidad francesa, una de
las más importantes del mundo.

El docente y catedrático francés Eric Courthès, un apasionado del
bilingüismo, el multiculturalismo y la transculturización, entre otros
temas, se encuentra utilizando en la prestigiosa universidad francesa
de La Sorbona (París) el libro “El violín de Dios”, escrito por el
autor santiagueño Lisandro Amarilla.

La obra de Amarilla publicada en 1992 retrata la vida -novelada-
del legendario músico santiagueño Sixto Palavecino. “Para mí éste es
uno de los mejores libros que escribí, me trajo muchas alegrías y
satisfacciones; aún hoy, tantos años después de su publicación, lo
sigue haciendo”, expresó Amarilla en diálogo exclusivo con EL LIBERAL,
a quien adelantó que estudia la posibilidad de presentar el libro en
París.

“El violín de Dios” llegó a las manos de Courthès de la mano de
Gabriel Conti, que desde hace años trabaja con el músico, cantor,
autor, compositor y violinista santiagueño a quien considera “el
referente más importante de la cultura quichua”.
Hace días atrás, el escritor santiagueño se enteró a través de un
correo electrónico que Courthès trabaja en sus aulas con el libro cuya
primera edición se encuentra totalmente agotada. “Con mucho gusto me
gustaría ponerme en contacto con usted e incluso sería bueno presentar
su obra en mi laboratorio de La Sorbona en el mes de julio o agosto de
este año”, expresó a través de un mail el francés.

En ese sentido, Amarilla señaló: “Para mí es un orgullo que mi
obra trascienda de esta manera; porque hay ocasiones en las que uno no
dimensiona la trascendencia que cobran las cosas que uno escribe, como
en este caso. Nunca me hubiese imaginado que un libro mío sería
estudiado en una lugar tan prestigioso en el mundo como en La Sorbona”.

“Quiero que le quede bien en claro que ‘El violín de Dios’ es una
obra importantísima en su contexto y que me tocará sacarla del olvido
con su ayuda”, fueron las palabras para Amarilla de parte de Courthès,
que actualmente se encuentra ultimando detalles de su primera novela
sobre Amado Bonpland y que próximamente visitará nuestro país y
Paraguay, debido a una investigación que se encuentra realizando a la
que tituló “Los cuentos laboratorio de Roa Bastos”.

En tanto, el francés pactó una entrevista con el escritor
santiagueño para el mes de julio en Capital Federal, con la intención
de ver la manera de canalizar y convenir una tentativa fecha para
viajar a Francia.

Por último, el autor santiagueño expresó su deseo de conseguir la
manera de poder realizar el tan ansiado viaje a través alguna ayuda
financiera privada o estatal para poder presentar en Francia la obra
que recibió el “Premio Nacional de Novela Luis José de Tejeda”, en la
provincia de Córdoba.


Eric Courthès

 Es profesor de español en una secundaria francesa.

 Es oriundo de la ciudad atlántica de La Rochelle, en Francia.

 Es un estudioso y apasionado del escritor paraguayo Roa Bastos. A
través de una lectura exhaustiva de “El violín de Dios” conoció al
músico santiagueño Sixto Palavecino.

 Ha realizado estudios y publicaciones relacionados con el
bilingüismo, el multiculturalismo, la transculturización, insularidad,
las fronteras vivientes y el hipertexto.


Universidad de París

La antigua Universidad de París (en francés: Université de Paris)
fue fundada a mediados del siglo XII a la vera de la Catedral Notre
Dame de París por el obispo de la ciudad.
Ya para el siglo XIII contaba con varios colegios independientes,
entre ellos La Sorbona, fundada en el año 1257 y con gran prestigio
durante la Edad Media debido a su facultad de Teología. Después de las
reformas de 1968-1971 la universidad se dividió en trece universidades
independientes.

Achicar tamaño de la fuente
Agrandar tamaño de la fuente Imprimir esta nota Enviar esta nota a un amigo

Lisandro
Amarilla dialogó en exclusiva con EL LIBERAL, a quien adelantó que
estudia la posibilidad de presentar el libro en París. EL LIBERAL I
Tomás Marini


Más de Cultura
Ver noticia completa
El amor de Frida Kahlo y Diego Rivera, retratado por Le Clezio

Ediciones anteriores de Cultura
  • El adelanto de “Un buen pescador”
  • Vargas Llosa realiza “el viaje a la ficción”

  • Presentarán una original puesta que conjugará música y poesía

  • La historia de la Davis a través de Canal Encuentro

  • 20/11/08
  • Concierto Ensamble Gennero
  • Convocan a reunión a artesanos santiagueños

  • Esos amigos del alma

  • Trabaja en una obra autobiográfica

  • Una exposición en Alemania muestra la falta de pudor en el arte antiguo

  • 19/11/08
  • Una obra para leer con moderación
  • La biblioteca del Instituto Cervantes de Viena llevará el nombre de Juan Gelman

  • 18/11/08
  • El teatro 25, de Santiago al mundo
  • Ensamble Gennero actúa esta noche en Casa Castro

  • Gilbert Chesterton: viejas recetas para cambiar el nuevo mundo

  • 17/11/08
  • “Disfruté mucho de las acusaciones de plagio”
  • “La crisis estimula la literatura, que inicia una buena época”

  • 15/11/08
  • "Seguiré sintiendo en el alma no poder tocar en los festivales santiagueños"
  • 13/11/08
  • Arturo Jauretche: promotor del pensamiento argentino
  • 12/11/08
  • “Cartas de Amor a la Patria”, en Frías
  • 10/11/08
  • El blog de una treintañera en la búsqueda de un novio
  • 08/11/08
  • Retrato de Julio Cortázar por su pintor favorito y mejor amigo
  • Adatise, a un paso de concretar un sueño

  • 07/11/08
  • Emprendedores culturales de Santiago debatieron en Casa Castro
  • El Colegio 2 de Abril subió a escena la “Mejor obra” del Intercolegial de Teatro

  • 06/11/08
  • Dictarán el taller “Para el arte no hay prisión”
  • Santiagueños participarán de un encuentro sobre microrrelatos

  • 05/11/08
  • Rescatan voces de grandes escritores
  • 04/11/08
  • Una santiagueña próxima a la santidad
  • Subastarán en Madrid fotos inéditas que Antonio Cores le tomó a Pablo Picasso

  • 03/11/08
  • Presentarán en Tucumán un libro póstumo de Octavio Corvalán
  • Una historia de olvidos y memorias escrita en Uruguay
  • Las 30 noticias más leidas de Cultura
  • 13 de abril, Día de la Numismática Argentina
  • Santiago sacó “chapa” y ahora tiene su propia marca
  • Una nueva saga quiere ocupar el lugar que deja Harry Potter
  • Los Cabezones, un refugio cultural que dice adiós
  • Documental dice que Jesús tuvo un hijo y que no resucitó
  • Polémica mundial por el hallazgo del supuesto sepulcro de Jesús
  • Furor por la tonada argentina en España
  • Jorge Washington Ábalos, una obra impregnada de humanismo
  • Bayer: “El intelectual es el primero que tiene el deber de salir a acompañar a las protestas del pueblo”
  • Versos de visión madura
  • Profundo pesar por la muerte de Gogna
  • De ser considerada “plaga”, a convertirse en el último instrumento de percusión artesanal
  • El “Indio” Froilán González y su patio
  • “Una serie de desacuerdos” que terminó en renuncia
  • Conducta en los velorios
  • Costumbres, ritos y usanzas de nuestro Santiago
  • “Sé que algo importante me está esperando”
  • Dime si tienes alguno de estos 11 sueños… y te diré lo que te pasa
  • Los Cabezones, el último café
  • Un Santiago muy diferente
  • Un dibujo de Sábat en el blanco de las críticas
  • Último adiós a un exponente de la literatura de Santiago: Julio Carreras
  • Dossier – Rafael Touriño Cantos
  • El Acta y Manifiesto de la Autonomía santiagueña
  • Hugo Díaz, el santiagueño que paseó su música por el mundo
  • Los malos amores de las mujeres
  • La carta que hizo reír al Congreso
  • “Más temprano que tarde, Encuentro tiene que ser un canal
    de aire nacional”

  • El arte paseó por Santiago
  • El exquisito recuerdo de un Santiago brillante


  • ¿Le parece bien sacar a los próceres nacionales de los billetes y poner a personajes de la cultura?
    Si
    No

    ver resultados

    Ver nota


    Sofía no quiere morir más


    Argentinos contra argentinos

    A los genios locos, a los luchadores natos y a los felices cuerdos

     

     


    Santiago
    · Policiales
    · Interior
    · La Banda
    · Opinión
    · Fúnebres
    · Espectáculos
    El Productivo
    · Economía
    · Pura
    Vida

    © Editorial EL LIBERAL
    S.A. 2003
    Santiago del Estero / República Argentina

    Publicado en Livres | Deja un comentario

    “Ma prison dorée du Paraguay”, Eric Courthès ( théâtre)





    KafytjhXJBXzgeS6Y7DuFPySaGTf48ytU0d_rI_pJOzTthMTLQDuU89wdNdrjz1K9ekrUqfl1uRW2LoP2Y1fse5VH23XrO5kymfNKYBtk/casa%20Bonpland%20SMF%202.JPG">

                                                                    

     

     

     

     

     

    "MA PRISON
    DOREE DU PARAGUAY"

     

    (Pièce de théâtre des élèves du Lycée Valin, dans le cadre
    du projet pédagogique sur Aimé Bonpland d’Eric Courthès)

     

     

    SALLE DES FÊTES DE
    VILLENEUVE-LES-SALINES

     

    MARDI 17 MARS 2009

     

    20h30- 24h00

     

    PRESENCE DE CARLOS BONPLAND,
    DESCENDANT ARGENTIN,  AU DEBAT QUI SUIVRA
    LA REPRESENTATION

     

    (Droit d’entrée à
    l’appréciation de chacun)

     

    http://www.sudouest.com/charente-maritime/actualite/information/Europe.html?L=0%3Dbb54344f9d&cHash=fa1ef30595

    Publicado en Livres | Deja un comentario

    “Mémoires d’un mort, le voyage sans retour d’Aimé Bonpland”, “Exergues mortuaires et scripturaires”, Eric Courthès, en quête d’éditeur

    MEMOIRES D’UN MORT :
    LE VOYAGE SANS RETOUR D’AIME BONPLAND, EXPLORATEUR ROCHELAIS

    Roman

    Eric Courthès

    MEMOIRES D’UN MORT : LE VOYAGE SANS RETOUR D’AIME BONPLAND, EXPLORATEUR ROCHELAIS

    EXERGUES
    MORTUAIRES
    ET SCRIPTURAIRES

    « Quand on ne peut déjà plus rien faire, on écrit. C’est la seule façon de se prouver qu’on existe encore dans la fixité mortuaire de la mort. », Augusto Roa Bastos, Métaphorismes, (Moi le suprême ), Paris, L’Harmattan, 2008, (1996).
    « On n’a jamais su si la vie c’est ce que l’on vit ou ce que l’on meurt. La seule chose qui est sûre c’est qu’on ne vit pas une autre vie que celle qui nous tue. », ibid., (Moi le suprême).
    « Jusqu’à la mort tout n’est que vie.», ibid., (Madame Sui)
    « Nous mourons tous avant que notre vie s’achève. Certains meurent même deux fois. », ibid., (Moi le suprême).

    « Seul le semblable peut écrire sur le semblable. Seuls les morts peuvent écrire sur les morts. Mais les morts sont très faibles. », ibid., (Moi le suprême).

    « Le mort a beau être bien mort, il souffre toujours et partout, sous le poids de la terre et de l’oubli qui le recouvrent. », ibid., (Moi le suprême).

    « Les gens réunis autour du cadavre étaient ébaubis, comme s’ils avaient été au bord de quelque chose qui n’était pas encore survenu. », ibid, (Moi le suprême).

    « À force de mourir autant, les personnages des livres atteignent une espèce de relative immortalité. », Augusto Roa Bastos, ibid., (Le Procureur).

    « Sa non vie a un siècle. Mais il est plus vivant que moi. Il n’est pas encore né. Il n’espère rien, il n’attend rien. Il est plus vivant que moi. N’est-ce pas don Amadeo ! N’est-ce pas, c’est vous qui maintenant me permettez de partir ! Vous me laissez partir, libéré du poids excessif de l’amour de soi-même, qui est la meilleure façon de haïr en un seul être tous les autres.», Augusto Roa Bastos, Yo el supremo, Madrid, Cátedra, 1987, (1974).
    « Don Amadeo fut toujours homme à se trouver en plusieurs endroits à la fois. Ce qui fut une façon pour lui d’avoir plusieurs vies . Certains le voient au Levant, d’autres au Ponant. D’aucuns assurent l’avoir vu dans les Septentrions, d’autres encore au Midi. Il semblerait qu’il y en ait plusieurs, distincts et distants, mais ils sont un seul et unique homme. », Augusto Roa Bastos, ibid.
    « Après avoir vécu de nombreuses existences, ma vie recommence. », « Otra esquina », du C.D. : « Dos », du groupe « Otros Aires », paroles et musiques de M. Di Genova, Unión de Músicos Independientes, Buenos Aires, 2007.
    « Il n’y a que le commencement et ce qui précéda le commencement. », Augusto Roa Bastos, Moriencia, Cuentos completos, Asunción, El Lector, 2003, (1969).
    « La mort passe vite Ramón mais c’est ce qui vient ensuite qui est insupportable….Personne ne peut se cacher face à la mort. », Cándida à Ramón, (Gorgina Genes à Ramón del Río), Hamaca paraguaya, de Paz Encina, Paraguay, 2006.
    « Moi aussi je suis mort à ce moment là. », Javier Sampedro, (Javier Bardem), Mar adentro, d’Alejandro Amenábar, Espagne, 2004
    « Ma vie me sied mal; ma mort m’ira peut-être mieux. », Chateaubriand, Mémoires d’outre-tombe, préface testamentaire de 1833.
    « La mort c’est une langue contre laquelle on est né. / Bien que jamais personne ne puisse me l’enseigner, /je ne veux pas arriver à la fin privé de parole. /En la nommant, on renonce et on triomphe en même temps.», Andrés Neuman, El tobogán.
    « Non, rien de rien, non, je ne regrette rien, car ma vie, car mes joies, aujourd’hui ça commence avec toi. », Edith Piaf, « Non, je ne regrette rien », paroles de Michel Vaucaire, musique de René Dumont, 1960.
    « Je crois à la force des esprits, je ne vous quitterai pas. », François Mitterrand
    « On n’invente jamais rien, si ce n’est de minuscules variations de ce qui a déjà été dit, écrit, lu et oublié.», Augusto Roa Bastos, Métaphorismes, (Moi le suprême).
    « Ce que nous imaginons existe. », Alberto Monteagudo, « El arca de Humboldt y Bonpland.”, http://mipagina.cantv.net/integrate/relato9.htm
    « Dans ce non-voir, à force de tant vouloir voir, il désirait ardemment que tout ce qu’il imaginait soit un mensonge, et que ce qu’il était en train d’écrire détruise ce qu’il avait imaginé. », Augusto Roa Bastos, Métaphorismes, (Le procureur).

    « En tant qu’écrivain, on a toujours tendance à faire durer le plaisir, et la littérature cherche en fait à créer des organismes vivants, même à l’intérieur de la lettre morte de l’écriture. », Augusto Roa Bastos, interview d’Ana Ribeiro, Asunción, 1998

    « Eric écrit. », Elixène Courthès

    « J’écris, pour oublier que dans ma vie, je suis déjà mort. », l’auteur.

    « Mon Amadis de Gaula, mon mort à moi, m’a rendu la vie. » l’auteur.

    « Dans l’écriture de la mort de l’Autre, dans son égo réincarné, j’ai aimé, voyagé et recherché par procuration, mais j’ai fui aussi les sournois solipsismes de la solitude et fait taire du même coup tous mes détract-auteurs. », l’Usurp-Auteur.
    « La plupart des vivants sont morts, pourquoi ne serais-je pas vivant ? », mon Bonpland.

    « Il est nécessaire de vivre moins, moi je suis déjà mort des pieds à la tête. (…) Mais la vie et la mort entrent dans nos existences, que cela nous plaise ou non ; tu les chasses par la porte et elles rentrent à nouveau par les fenêtres. », Alejandro Maciel, Culpa de los muertos, Barcelona, Ediciones Rubeo, 2008

    « C’est seulement là où il y a des tombes que la résurrection est possible. », Augusto Roa Bastos, Métaphorismes, (Le procureur).

    « Un jour j’ai payé de ma poche tes funérailles, pour le repos de ton âme, alors tu m’entends, tu es mort. », Bigas Luna, Son de mar, 2001

    « Une fois la fin de tout surpassée, il fallait que je continue jusqu’à la dernière suppuration de la volonté. », Augusto Roa Bastos, Métaphorismes, (A contrevie).

    « Les morts toutes ensemble/ veillaient encore sur sa vie:/ la botte de sept lieues de la pluie pérenne;/ l’univers bleuté des orchidées/ et l’air puissant des enfers verts./, Hérib Campos Cervera, « Responso », Poesías completas y otros textos, Asunción, El Lector, 1996, (1947).
    « Il y a un Comté de Humboldt dans le Iowa…une Baie Humboldt au Canadá…Il y aussi un courant qui porte son nom… Le monde a en revanche pour moi le langage de la mort. Dieu ne me parla point depuis le buisson ardent. Je ne fus jamais possédé par l’Autre. Les miroirs ne se multiplièrent pas pour moi. », Humboldt y Bonpland, taxidermistas. Tragicomedia con naturalistas en dos actos. », Ibsen Martínez, 1981

    « Trois heures de l’après-midi. Toujours avec le prétexte de faire une réparation, nous avons réussi à nous glisser sur la terrasse ave Muleque. C’est hallucinant. Elles sont toujours là en bas, impavides, éblouies, sur ce bout de terre n’appartenant à personne, imprégnée de mort, aveuglante et sombre à la fois; là et partout ailleurs où elles se sont réunies répondant à l’impulsion d’une espèce de confabulation qui s’est propagée comme une onde magnétique. (… ) – Nous devons transmettre…la nouvelle…les derniers mots se confondirent avec les ultimes gargouillements d’un mort. », Augusto Roa Bastos, « La rébellion des femmes », El baldío, 1967, (1960).

    « Le tonnerre tombe et reste entre les feuilles. Les animaux mangent les feuilles et deviennent violents. Les hommes mangent les animaux et deviennent violents. La terre mange les hommes et commence à rugir comme le tonnerre. », Augusto Roa Bastos, El trueno entre las hojas, 1959, (1953), exergue tiré d’une légende aborigène.
    « On n’y peut rien, la mort se fait déjà sentir Ramón… », Hamaca paraguaya.
    « D’autre part, nombre d’activités humaines et l’essence même de l’homme, ont à voir avec sa fréquente volonté de dépasser les limites imposées par la mort ; l’homme est le seul être qui a toujours rêvé d’être immortel. », Etología humana, Animalidad versus Humanidad del Hombre », Carlos Benjamín Serrano, Corrientes, 2008
    « La mort rend pathétiques les hommes et leur donne de la beauté. Ils nous émeuvent de par leur condition de fantômes. », El inmortal, Jorge Luis Borges, en Etología humana.
    « Ce qui distingue l’homme des autres animaux c’est qu’il conserve, d’une façon ou d’une autre, ses morts sans les confier à la négligence de sa mère, la terre toute puissante ; la pauvre conscience fuit son propre anéantissement et tel un esprit animal, se projetant de la matrice du monde, il se voit face à lui, et il se connaît en tant qu’être distinct de celui-ci, il désirera nécessairement une autre vie que celle du monde lui-même. », El sentimiento trágico de la vida, Miguel de Unamuno, en Etología humana.

    « Qu’est-ce que le cerveau humain si ce n’est un immense palimpseste naturel? Mon cerveau est un palimpseste mais aussi le tien, lecteur. D’innombrables couches d’idées et de sentiments y ont pénétré successivement aussi doucement que la lumière. On aurait dit que chacune des couches enterrait la précédente. Mais aucune en réalité n’avait péri. », Suspiria de profundis, Thomas de Quincey, en Palimpsestomias, Carolina Orlando, non édité à ce jour.
    « On me demande pourquoi je vis encore. C’est ce que je demandais à Lía mais les questions sur la vie et la mort ne sont ni vraies ni fausses : elles sont impropres, disait Hume. (…) Nous ne sommes jamais assez près de la vérité, Agop, mais nous n’en sommes jamais assez loin non plus. Nous sommes ce que nous faisons et je n’aime à aucun temps verbal ; je ne hais pas non plus, presque tout m’est indifférent depuis que j’ai vu la mort en face. (…) Elle cherchera sa propre fin parce que la mienne est déjà arrivée. Mais avant de m’en aller pour toujours, je vis cette agonie d’idées. », Culpa de los muertos, Alejandro Maciel, Barcelona, Rubeo, 2008.
    « J’écris afin de me convaincre que je suis encore vivant. Mais croyez bien cher personnage que malgré tout il m’en coûte. », Culpa de los muertos.
    « Quand le tabou du sexe s’écroula, l’Occident lucide découvrit qu’il lui restait un tabou beaucoup plus intrigant et douloureux, la mort c’est un géant comparé au sexe. Non seulement on ne nous enseigne pas à vivre mais on ne nous apprend pas non plus à mourir, mon chéri. », Culpa de los muertos.
    « Ah mon vieux, si tu savais à quel point l’amour est faible face à la mort ! C’est une feuille sèche au milieu d’une tempête. », Culpa de los muertos.
    « La peur de la mort fut à l’origine de toutes les religions de la terre (…) Nous nous accrochons désespérément au fil de la vie et à la suite d’une néfaste confusion nous croyons que la clé de l’existence se trouve dans le moi, dans le moi nous nous adorons, nous nous vénérons et nous écrivons parce qu’au fond nous croyons qu’en laissant un témoignage nous continuerons à exister au-delà de la mort physique. Mais nul ne meurt plus ou moins, vaincre la mort au moyen de l’égoïsme, c’est un mirage cher auteur. », Culpa de los muertos.
    « Et tout ça pour arriver à obtenir un peu de réconfort sur ce champ de bataille où s’affrontent des armées alors que les véritables belligérants sont la vie et la mort. », « La bengala », en En ese laberinto llamado ciudad, José Perez Reyes, Bogotá, Andrés Bello, 2004.
    « Sans mon travail je ne vivrais pas mais sans l’écriture je mourrais. », En ese laberinto llamado ciudad.
    « « Joe Slater est mort. », me dit la voix terrifiante qui me parvenait par-delà le mur du sommeil. », Par delà le mur du sommeil, Howard Phillips Lovecraft, Paris, Denoël, 1956.
    « – Espèce de crétin, Warren est mort ! », Démons et merveilles, H.P. Lovecraft, Paris, 10/18, 1973.
    « On ne sait jamais quand on naît : l’accouchement est une simple convention. Ils sont nombreux ceux qui meurent sans être nés ; d’autres naissent à peine, d’autres encore naissent très mal, comme des avortés. Quelques uns cependant, de par des naissances successives, passent de vie en vie, et si la mort ne venait pas les interrompre, ils seraient capables d’épuiser la pièce montée des mondes possibles, à force de naître et de renaître, comme s’ils avaient en leur possession une réserve inépuisable d’innocence et d’abandon. », El entenado, Juan José Saer, Buenos Aires, Seix Barral, 2008, (1983).
    « L’Amour Libre a laissé place au harcèlement moral et sexuel, la Vie à la Mort, la Séduction et l’Amitié, à la solitude létale de l’Ecriture… », l’usurp-auteur.
    « Aucune vie humaine n’est plus longue que les quelques secondes qui précèdent la mort. », El entenado, Juan José Saer.
    « L’homme est le seul être du règne animal capable de transcender son enveloppe mortelle : je dirais en substance que c’est justement cette capacité à se transcender lui-même qui en fait un homme. », El solitario de Santa Ana, Luis Gasulla, Buenos Aires, Rueda, 1978.
    « Si je n’avais que cinq minutes à vivre, ces cinq minutes me seraient infiniment plus précieuses que toutes celles de mon passé. […] La mort n’est pas le sommeil éternel, c’est le début de l’immortalité. », Le pêcheur d’orchidées, Philippe Foucault, Paris, Seghers, « Etonnants voyageurs », 1990.
    « Ecoutez le chahut qu’il me fait, comme si tout mon passé défilait. », Edith Piaf, « Padam…Padam », paroles d’Henri Contet et musique de Norbert Glanzberg, 1951.
    « L’homme libre des marais, dans vos mémoires je resterai. », mon Bonpland.
    « Le printemps riait au dessus des tombes, chantait dans les gosiers des oiseaux, flambait dans les bourgeons, il proclamait entre les croix et les épitaphes son incrédulité jubilatoire au sujet de la mort. Et il n’y avait ni larmes dans nos yeux ni même une ombre dans nos cœurs, car en ce simple cercueil (quatre planches fragiles) nous avions l’impression de porter, non pas les lourdes chairs d’un homme mort, mais bel et bien la matière légère d’un poème achevé. », Adán Buenosayres, « Prologue indispensable », Leopoldo Marechal, 1968.

    Publicado en Livres | 2 comentarios

    “LAS DOS VIDAS DE DON AMADO”, próxima película argentina de José Luis Castiñeira de Dios sobre Amado Bonpland


    > Message du 04/12/08 16:18 > De : "Carlos Bonpland" > A : Undisclosed-Recipient:;@orange.fr > Copie à : > Objet : El film > >

    LAS DOS VIDAS DE DON AMADO

    NÉSTOR SÁNCHEZ / DAVID LYPSZIC JOSÉ LUÍS CASTIÑEIRA DE DIOS Opus Films CONTATO CONTATO jlcastineira@yahoo.com.ar DIRECCIÓN México 750 – Departamento 11 | 1097 | Buenos Aires | Argentina Teléfono: 4362-7289 | 4922-1879 Director David Lypszic Guionista David Lypszic Género Docudrama Formato 35 mm Duración 80 minutos Comienzo estimado del rodaje 25 octubre 2008 Idioma del film Español Fase en que se encuentra el proyecto Preproducción Presupuesto U$s 200.000 Observaciones Con Crédito INCAA Director José Luís Castiñeira de Díos Guionista J.L.Castiñeira de Díos y María Ibáñez Lago Género Dramático – biográfico – histórico Formato Largo metraje en 35 mm Duración 100 minutos (estimado) Comienzo estimado del rodaje No hay fecha prevista aún Idioma del film Francés / español / guaraní / portugués Intérpretes Elenco franco – paraguaio – argentino- brasileño a designar Fase en que se encuentra el proyecto Diseño del proyecto – Guión definitivo Presupuesto 4 millones de euros Posibles coproductores Provincias argentinas de Corrientes, Misiones y Entre Ríos / INCAA / Francia / Paraguai / Brasil

    Las dos vidas de Don Amado relata los años vividos en el corazón de América del Sur por Aimé Bonpland, botánico francés que fuera amigo de Humboldt y Bolívar e Intendente de Malmaison,palacio de la Emperatriz Josefina . Su vida en Corrientes y Misiones, sus viajes a Montevideo y Sâo Borja, su prisión en el Paraguay del “Supremo”, donde vive una segunda historia de amor con una india guaraní, y su pasión por las plantas tropicales tras la búsqueda de un sueño: descubrir el secreto de la yerba mate. Se trata de un proyecto regional y francés, con aportes proporcionales de ambas artes/ América del sur – Francia)

    Publicado en Divertissement | Deja un comentario